Paranoyas de 4th marzo 2005

mar 04

Nosotros, los telequitos de la Universidad de Vigo, tenemos que pasar por una asignatura (más bien una piedra en el riñón) conocida como Ingeniería de Software -I (IS-I, para los amigos). Como digo siempre, podría ser la asignatura estrella de 2º, y sin embargo es una verdadera tocadura de cojones. Es una tocadura de cojones por el plan en el que se pone el profesorado a veces, es una tocadura de cojones por el temario teórico y es una tocadura de cojones por el planteamiento de la asignatura. Vayamos por partes.

La asignatura en cuestión consta de parte práctica y parte teórica. La teórica es un verdadero ladrillo. Trata de métodos de creación de software (lo que es la ingeniería de software, vaya) y detalles por el estilo que te tienes que saber de carrerilla, y que si no plasmas en el examen tal cual, no merecen ni una cuarta parte de la nota. La parte práctica es todavía más acojonante. En principio consta de hacer un proyecto, un programa que cumpla unas determinadas especificaciones. El proyecto se hace en Pascal, y la extensión es de unas 2000-3000 lineas dependiendo del año. Sí, Pascal, habéis leído bien. Ese lenguaje de juguete que además de no servir para nada, es incompatible entre versiones. Si haces un fichero con un programa compilado con una versión del compilador, lo más probable es que ese fichero no funcione bien con un programa compilado con otra versión. Aparte de hacer el proyecto, hay que hacer la documentación del proyecto; es decir, los manuales tanto de usuario como de referencia.

Ahora vamos con mis vivencias. La parte práctica hay que hacerla a webos por parejas. Si te toca alguien que no te gusta te jodes. Si te toca alguien que no trabaja también te jodes. Por último, si te toca alguien que no sabe programar… sí, adivinasteis, también te jodes. A mí me tocó con un chaval que no es que no supiera programar, sino que su forma de programar distaba bastante de la mía (con el consecuente pseudocabreo por parte de ambos). Pues eso, nos curramos nuestro proyecto, nos presentamos en febrero y… ¡SORPRESA! Cargamos los dos.

Como no me apañaba con la parte del proyecto que programó él, opté por rehacerlo por completo para el examen de septiembre (por supuesto, en el código constaba el nombre de ambos). Me presento al examen de septiembre con mi proyecto nuevo flamante. Nueva sorpresa, acababan de cambiar la versión del compilador, por lo que no funcionaban los ficheros de prueba de nadie; pero todavía hay más, porque eso sólo nos pasaba a los que estábamos haciendo el examen en ese laboratorio, y no en los demás, en los que permanecía la versión antigua. Lo mejor de todo es que no era que el programa no reconociese los archivos, sino que parecía que funcionaba correctamente, pero escribía caracteres extraños y en sitios en los que no debería, por lo que lo primero que te venía a la cabeza era que tu programa estaba mal. Tenía una duda con respecto a uno de los problemas, se lo pregunté al profesor y me lo explicó (quedaos con ésto último). Durante el examen, uno de los profesores nos “recordó” (no constaba esa fecha en ningún sitio) que ése era el último día para entregar la documentación. Y claro, como supondréis, yo no la tenía todavía hecha. Le pregunté a ese “buen” hombre qué podía hacer, y me dio un día más de plazo. Por supuesto, esa noche no dormí terminando la dichosa documentación. Al día siguiente se la entregué y tachaaaan, las notas salieron justo una hora después. Tachaaaaaaaaaan, suspenso con un 4,5. Al proyecto le hacían pasar unas 30 pruebas, cada una de las cuales te proporcionaba una fracción de la nota. Por culpa de ese problema que me explicaron (y lo hicieron al revés), me cascaban CINCO pruebas, y tan sólo necesitaba una más para aprobar. En la corrección de esa asignatura permiten hacer pequeñas correcciones en el código del programa (previa penalización, por supuesto), y añadiendo una mísera línea, podía poner bien ese problema y pasar esas cinco pruebas. Pues bien, NO ME DEJARON CORREGIRLO. En cuanto al práctico, lo aprobé sin problemas, con un 7 sobre 8.

Diciembre. Me presenté de nuevo al examen. Me salió bastante mal, pero bueno, al final saqué un 7 (éste sobre 10). Aprobado al fin.

Febrero. Me dispuse a consultar mi expediente y observé con estupor que ¡SORPRESA! No salgo como aprobado porque no consta que me haya presentado en diciembre. Le envié un e-mail al profesor de la asignatura. Esperé un día… dos días… tres días… dos semanas… y no contestaba, así que le envié uno a que lleva la parte de laboratorio. Me contestó diciendo que sí, que tenía razón y que se les había ido la olla con mi expediente. Que ya lo corregirían. Un par de días después ya sale mi nota. Un… ¿¿¿APROBADO??? Volví a enviar un e-mail al hombre ese preguntándole de qué forma ponderaban la nota, porque a mí no me daban las cuentas. Volvió a contestarme diciendo que sí, que volvía a tener razón, y que ellos se habían vuelto a equivocar. Al final, hace un par de días me pusieron la nota correctamente, más de un año después del comienzo del viaje.

Hoy salieron las notas de la nueva tanda de porculizados con esa asignatura y todos comentan asuntos parecidos. En fin, repito lo dicho al comienzo; pudiendo ser la asignatura estrella de 2º, no es más que una verdadera tocadura de cojones.